sábado, 10 de octubre de 2015

PEÑA DE LOS ENAMORADOS

La ruta de hoy ha transcurrido por la ladera de la Peña de los Enamorados, en Antequera.


Tras desayunar el imprescindible mollete antequerano, y reunirnos con nuestros amigos Paco y Rafael, nos dirigimos al punto de inicio de la ruta. Como es habitual, algunos compañeros optaron por pasar la mañana visitando la siempre sorprendente y monumental ciudad de Antequera.

Comenzamos la ruta a las 10:15 h. Se trata de un recorrido circular, que discurre por la falda de la montaña. En un primer momento, la marcha transcurrió por un carril, entre olivos.
 
 
Pero pronto comenzamos a caminar por una estrecha vereda, muy poco transitada (aunque sí vimos un rebaño de ovejas...), según pudimos observar (no había signos de paso reciente, la vereda se perdía con frecuencia...)
En ocasiones, la ruta tuvo la dificultad propia de una vereda estrecha, con piedra suelta... Pero disponíamos de buenos guías que nos condujeron sin problemas hasta el final de nuestro recorrido.
 
Afortunadamente, el tiempo nos ha acompañado: corría una suave brisa y, durante gran parte del recorrido,  las nubes han ocultado el sol. Esto ha sido una ventaja, teniendo en cuenta que el paraje carece, prácticamente, de arboleda (aunque encontramos ejemplares impresionantes).



Hicimos varias paradas breves, para descansar, tomar un poco de agua, fruta...


 o practicar yoga.

El paisaje es realmente impresionante.



 


Pudimos divisar la localidad de Cartaojal.
Tras unas cuatro horas de caminata, y 13,350 km, llegamos al punto de partida, donde nos esperaba el autobús. Regresamos a Antequera, donde nos reunimos con el resto de los compañeros para compartir el almuerzo en Villanueva de la Concepción.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. La verdad es que sí, estuvo muy bien. Y el tiempo acompañó.
      Besitos, Mª José.

      Eliminar